Endodoncia

¿Qué es y en qué consiste una endodoncia?

Hace varias décadas cuando un diente dolía, era un diente que se sacaba. Para remediar esta situación se desarrolló una técnica que consistía en extraer el nervio o pulpa del interior del diente, sellarlo con un material biocompatible y así preservarlo para que siga cumpliendo su función masticatoria. Se le conoce como Endodoncia, coloquialmente como ‘matar el nervio’, o en USA se le conoce como ‘root canal’. La endodoncia o tratamiento de conductos, una vez finalizado, se debe restaurar con un endo-poste y/o corona. En muchas situaciones podemos usar la estructura remanente para confeccionar una corona parcial adhesiva, para preservar lo que queda de tejido dental.

Se le conoce como: matar el nervio, tratamiento de conductos, pulpectomía

En inglés se le conoce como: Root Canal

El objetivo de este tratamiento es EVITAR la extracción de un diente/muela dañado por la caries, además de que ERRADICA el dolor de origen pulpar (o del nervio) del diente/muela. Debes saber que todos nuestros dientes tienen en su interior un nervio o pulpa dental, la cual cuando tomas algo muy frio te provoca sensibilidad o dolor, que es la forma más efectiva de nuestro cuerpo de comunicarnos que algo no está bien. Con este tratamiento se elimina el contenido pulpar del diente para que no sientas dolor.

Caso Reciente: Endondoncia + Corona adhesiva

Numero de citas: 2-3 citas

Material: Composite Ena Hri Micerium Function

Duración de tratamiento: Mínimo 1 año, Máximo 5 o más años.

Son restauraciones de última generación, donde dependerá de la experiencia y de una minusciosa ejecución del procedimiento.

La endodoncia es, como hemos dicho, la extirpación total de la pulpa o nervio del diente. Se trata de un procedimiento de limpieza del sistema de conductos radiculares en el que se eliminan bacterias y tejido necrótico para dejar el conducto lo más aséptico posible. Se realiza en diferentes fases:

  • Diagnóstico por parte del profesional sanitario: durante la parte del diagnóstico se realiza una anamnesis o preguntas guiadas por el profesional, durante las cuales el paciente informa de cómo es el dolor qué siente, dónde se localiza, con qué intensidad lo nota, si puede calmarse aplicando frío… Todo encaminado a hacer un buen diagnóstico y a aplicar el tratamiento correcto. Además, se realizan radiografías para verificar el estado del diente y para ver cómo es su anatomía (longitud de las raíces, estado de las mismas…).
  • Anestesia: la anestesia que se utiliza en este tipo de intervención es local, afectando solo al diente a tratar y a la zona de alrededor. Es importante que en el momento de la anestesia no exista ninguna infección o inflamación en la pieza para que ésta actúe de forma correcta. De existir infección, la intervención deberá posponerse y se recetará al paciente la toma de antibióticos y antiinflamatorios, en caso necesario.
  • Apertura y aislamiento de la pieza: se realiza un agujero en la corona del diente mediante el cual se accede a la pulpa para su extracción y se aísla el diente de todo el organismo.
  • Conductometría e instrumentación: es el procedimiento de limpieza de los conductos para dejarlos asépticos o limpios.
  • Obturación: es la fase de sellado del diente, a través del cual se cierran los conductos que se han limpiado, dejando la pieza plenamente insensibilizada.
  • Control: una posterior radiografía y observación por parte del dentista para verificar la efectividad de la intervención. Generalmente se realiza un seguimiento durante unas semanas o meses.

Preguntas y respuestas más comunes

Preguntas y respuestas más comunes.

Las endodoncias se realizan en piezas dentales con caries profundas, que propician la inflamación o la necrosis (muerte) de la pulpa dental. Otros motivos para la aparición de pulpitis o inflamación de la pulpa son algunos traumatismos, la abrasión, la erosión y el desgaste de los dientes por el roce entre ellos (por ejemplo debido al bruxismo) o la forma en que se realizan algunos tratamientos restauradores y los materiales que se utilizan en los mismos.

La pulpa dental es la parte más interior del diente, y donde se encuentran los nervios y los vasos sanguíneos. La inflamación de la pulpa suele manifestarse con dolor, que puede ser de distintos grados y darse en distintas ocasiones: frente al calor o frente al frío, en determinadas posturas, al comer o beber, etc. El tipo de dolor que sentimos es el que indicará al odontólogo si la endodoncia puede ser una solución a nuestro problema.

El tratamiento endodóntico (endodoncia) trata el interior del diente. El tratamiento endodóntico es necesario cuando la pulpa se inflama o se infecta. La inflamación o infección puede tener una variedad de causas: caries profundas, procedimientos dentales repetidos en el diente, coronas defectuosas o una grieta o astilla en el diente. Además, el traumatismo en un diente puede causar daños en la pulpa, incluso si el diente no tiene astillas o grietas visibles. Si la inflamación o infección de la pulpa se deja sin tratar, puede causar dolor o provocar un absceso.

Durante el tratamiento del conducto radicular, la pulpa inflamada o infectada se retira y el interior del diente se limpia y desinfecta cuidadosamente, luego se rellena y se sella con un material similar al caucho llamado gutapercha. Después, el diente se restaura con una corona o relleno para su protección. Después de la restauración, el diente continúa funcionando como cualquier otro diente.

Hoy en día, recibir tratamiento de endodoncia a menudo no es más incómodo que tener un relleno. De hecho, el tratamiento del conducto radicular no causa dolor, pero en realidad lo alivia. Los avances han hecho del tratamiento una experiencia prácticamente sin dolor, muchas veces lograda en una sola visita. El Dr. Manuel entiende mucho sobre el manejo del dolor. Con técnicas modernas y anestésicos, la gran mayoría de los pacientes están cómodos durante el procedimiento.

Algunos pacientes pueden experimentar inicialmente dolor en los dientes y luego desaparecen por sí solos o con la ayuda de antibióticos. El hecho de que haya dejado de doler no significa que ya no esté infectado. El tratamiento del canal de la raíz está diseñado para desinfectar el interior del diente (la fuente de la infección) y detener la propagación de la infección.

Es posible que algunos pacientes nunca experimenten dolor con un diente infectado. De hecho, la infección del conducto radicular se descubre a menudo mediante radiografías de rutina y / o exámenes clínicos. El diente puede tener una infección crónica que el cuerpo se haya acomodado lo suficiente como para no haber superado el umbral de dolor del paciente.

Antes de realizar cualquier conducto radicular, el endodoncista examinará a fondo todos los hallazgos radiográficos y clínicos para determinar si está indicado un conducto radicular.

Salvar sus dientes naturales, si es posible, es la mejor opción. Nada puede reemplazar completamente su diente natural. Un diente artificial a veces puede hacer que evites ciertos alimentos. Mantener sus propios dientes es importante para que pueda seguir disfrutando de la amplia variedad de alimentos necesarios para mantener el equilibrio adecuado de nutrientes en su dieta. Si su dentista recomienda la extracción, pregunte si el tratamiento del conducto radicular es una opción.

El tratamiento de endodoncia, junto con la restauración adecuada, es una forma rentable de tratar los dientes con una pulpa dañada y suele ser menos costoso que la extracción y colocación de un puente o un implante. El tratamiento endodóntico también tiene una tasa de éxito muy alta. Muchos de los dientes tratados con endodoncia duran toda la vida. La colocación de un puente o un implante requerirá significativamente más tiempo en el tratamiento y puede resultar en procedimientos adicionales para los dientes adyacentes y los tejidos de soporte.

La cantidad de tiempo que toma un procedimiento depende de los detalles del procedimiento que se esté realizando y del tipo de diente involucrado. Estimamos que su tiempo en la oficina durará aproximadamente 1-2 horas. El tratamiento en sí a menudo se puede completar en una visita. A veces, una segunda cita puede ser necesaria.

Cuando se haya completado su tratamiento de endodoncia, se enviará un informe de su tratamiento al Dr. Manuel. Deberá comunicarse con su oficina para una restauración de seguimiento dentro de los 30 días posteriores a su finalización en nuestra oficina. El Dr. Manuel decidirá qué tipo de restauración es necesaria para proteger su diente.

Salvar su diente a través del tratamiento endodóntico es menos costoso y menos invasivo que una extracción y reemplazo con un puente o implante. El costo dependerá de su cobertura de seguro dental. Nuestro personal lo ayudará a obtener la información de su seguro y le informará el costo de su tratamiento de conducto. Si no tiene un seguro dental, le ofrecemos opciones de descuento y financiamiento.

Reseñas y testimonios.

Excelente servicio siempre, llevo mas de 10 años viniendo con ellos.




G. Castro
Servicio excelente y profesional 😉, no experimente nada de dolor en la visita o posteriormente. Mis dientes están mejor que nunca!


Angie L.
Excelente actitud de servicio, me gusto mucho el trato, el dentista me explico todo ♥️



Cristhian G.
Excelente servicio siempre, llevo mas de 10 años viniendo con ellos.





G. Castro
Servicio excelente y profesional 😉, no experimente nada de dolor en la visita o posteriormente. Mis dientes están mejor que nunca!

Angie L.
Excelente actitud de servicio, me gusto mucho el trato, el dentista me explico todo ♥️



Cristhian G.

Llama al 619 209 83 63 o al 664 623 5516 y agenda tu consulta hoy mismo.

Dr. Manuel Garibay

  • 664 190 08 00 Llama o manda un whatsapp hoy.
  • dentalbellasartes@gmail.com
  • Nuestros Horarios
  • lunes a viernes 9:00 am a 7:00 pm
  • Sabado 9:00 am a 3:00 pm
  • Domingo cerrado